lunes, diciembre 18, 2006

Julio: Caldo de colita de res

Chencha viene con un caldo de colita de res, porque cree que un caldo puede curar todas las heridas, también las heridas psíquicas de Tita. Al comer el caldo, Tita empieza a llorar, que significa que ahora puede mostrar sus sentimientos. Un poco más tarde, mientras que John pregunta a Tita en una fiesta si quiere casarse con él, un grupo de bandoleros ataca el rancho y, violan a Chencha. Mamá Elena, que quiere ayudarla, recibe un golpe en la espalda, la que la paraliza de la cintura para abajo. Por eso Tita regresa al rancho, para cuidar de su madre. Le prepara un caldo de colita de res porque desea que el caldo ayude a la recuperación de su madre como la ayudó a ella. Pero Mamá Elena no quiere comerlo porque cree que la comida sea intoxicada. Después de un mes, muere. No por la comida de Tita, sino por el vomitivo fuerte que tomó cada vez después de la comida. Tita encuentra una pequeña llave que la madre llevó al cuello, colgado en una cadena. Con la llave abre un cofre pequeño en el armario de su madre y descubre su secreto... (si quieres saber más sobre ese secreto, lee el libro) Mamá Elena amó a José Treviño, un mulato, pero sus padres prohibieron esta relación amorosa, y Elena tuvo que casarse rápidamente con Juan de la Garza. Pero la relación amorosa continuó hasta que José, el mulato, fue matado. En este momento, Elena estaba embarazada y Gertrudis no es la hija de Juan sino la de José. Cuando Juan se enteró de eso, murió por un infarto. Tita llora por su madre no por la mujer castrante sino por haber vivido un amor frustrado. Tita no quiere renunciar al amor (que en este momento piensa que es John). En el entierro de Mamá Elena John y Tita se muestran como una pareja y Pedro, que ha llegado con su mujer embarazada, se pone muy celoso.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

gracias.
me ha servido de mucho el resumen ^^

dani vega. dijo...

gracias mje sirvio musho jakjaj

Unknown dijo...

Re cheto me ayudaste mucho