lunes, diciembre 18, 2006

Octubre:Torrejas de natas

Durante la estancia de Gertrudis ella logra que Tita y Pedro hablen sobre su relación y como puedan continuarla sin olvidar a Rosaura y Esperanza. Gertrudis consuela a su hermana menor y la ayuda emanciparse. Esto se muestra claramente en la conversación que Tita tiene con el fantasma de Mamá Elena. Aunque ya está muerta sigue apareciendo a Tita. Es la personificación de sus dudas y resquemaros. Pero esta vez Tita no sigue siendo la hija obediente, dice las ‘palabras mágicas’ y logra que su madre desaparezca y se convierta en una luz pequeña. Junto con ella también desvanecen los síntomas de su embarazo. Tiene su menstruación. Esta luz pequeña causa una explotación en la fiesta de despedida de Gertrudis, donde Pedro, que está borracho, está cantando una canción de amor para Tita. Las llamas le queman la cara y la espalda. Tita le cuida y muestra su afección al enfermo, pasando todo el tiempo con él y curando sus heridas con recetas de la abuela de John, ‘Luz de amanecer’. En este capítulo Tita fue capaz por primera vez de defenderse contra Mamá Elena. Esto simboliza el cambio de la protagonista dentro de la historia. Para demostrar su nueva independencia determina cancelar su compromiso matrimonial con el Doctor Brown. No quiere negar su amor por Pedro más.

2 comentarios:

Lin Ting Che dijo...

Somos tres ninos de una clase internacional donde estudiamos espanol como segunda lengua, nos llamamos Ting-Che (Taiwan), Ricardo (Mexico) y Jayger (Kenya). Estamos muy impresionados por la calida de su trabajo.

nicoleamy1 dijo...

Les agradezco mucho, este trabajo es muy valioso... Deverdad que si :) att. Una puertorriqueña